Conflictos: qué hacer y cómo solucionarlos

El extracto

Afronta y resuelve conflictos con Nexu. Descubre estrategias prácticas para mejorar tu bienestar mental y físico tanto en el trabajo como en la vida personal

¿Qué hacer y cómo solucionarlos?

Pocas cosas hay más inherentes al ser humano que el conflicto. Los seres humanos somos seres sociales y como tales, no escapamos a enfrentarnos a otros. Históricamente, los conflictos han sido además un factor determinante en la evolución. Así que hay que verlos no solo como un factor de distorsión que provoca una crisis, sino también como una oportunidad de cambio, una oportunidad para mejorar y crecer. Pero para ello, hay que saber manejarlos.

Ante todo, mucha calma

Es importante que cuando detectemos que algo está pasando entre los miembros de nuestro equipo o entre personas de nuestro entorno mantengamos la calma. Con ello evitaremos que la situación escale y vaya a más. Es fundamental actuar cuanto antes. Los conflictos empañan el ambiente y si no se atajan pronto pueden afectar a la productividad. Una respuesta rápida y efectiva impedirá que haya un problema más serio.   

 

Otra cosa a tener en cuenta es que ni hay que tomar partido, ni hay que tratar de silenciar el problema. Lo único que conseguiremos con esta estrategia es que el conflicto vuelva a aparecer y quizás esté más enquistado, con lo que su resolución será más complicada. 

Tipos de Conflictos

Existen distintos tipos de conflictos y para poder resolverlos es necesario conocerlos. 

 

1.- Según las partes implicadas:

  • Intrapersonales: son las que un trabajador puede tener consigo. Esto puede ocurrir, por ejemplo, por divergencias con las tareas que se le asignan o por no poder resolverlas con éxito.

  • Interpersonales: quizá sean las más comunes y se producen por desavenencias entre compañeros de trabajo o entre empleados y directivos o con la dirección de la empresa.

  • Intragrupales: se producen cuando hay un conflicto en el que está involucrado todo un departamento.

  • Intergrupales: cuando la disputa se genera entre distintas áreas de la empresa.

  • Interorganizacionales: el problema surge entre distintas empresas por ejemplo, por el incumplimiento de un acuerdo de colaboración.

  • Colectivo: afectan a un gran número de trabajadores que muestran su desacuerdo con alguna decisión tomada por la dirección de la empresa.

 
2.- Según las causas que los provocan:

  • De relación: cuando se deteriora la relación entre dos compañeros. 

  • De información: los rumores o la desinformación suelen ser causantes de este tipo de conflictos.

  • De recursos: la falta de medios puede ocasionarlos. 

  • De presión: las excesivas exigencias pueden dar lugar también a disputas.

  • De estilos: las distintas formas de trabajar o de hacer frente a un proyecto pueden provocarlos.

  • De roles: los desacuerdos sobre los niveles de jerarquía o de funciones los causan también.

3.- Según las consecuencias que tengan para la empresa:

  • Constructivos: cuando aportan mejoras a la empresa una vez resuelto.

  • Destructivos: cuando afectan al funcionamiento de la empresa y frenan su crecimiento.

Como solucionarlos

Cuando se llega a este punto es importante saber que no habrá solución rápida a problemas complejos. Así que,  ¿cómo podemos afrontarlos? Aquí te dejamos algunas claves:

 

1.- Identifica el problema: busca su origen o las causas que han llevado a él.

2.- Escucha a todas las partes y al resto de compañeros aunque no estén directamente implicados y pregunta las veces que haga falta. Hay que entender bien lo que está pasando.

3.- Elabora un plan de actuación para manejarlo y obtener una resolución efectiva.

4.- Trata de llegar a acuerdos convenientes para todas las partes.

 

En este tipo de situaciones es importante evitar que se llegue a las descalificaciones personales o a las faltas de respeto. Todo esto debe quedar fuera de la discusión. 

¿Necesitas ayuda profesional?


Si ese es tu caso y buscas a alguien que pueda ejercer de mediador y ayude a tus empleados y a tu empresa a solucionar el conflicto, considera la posibilidad de hablar con un psicólogo especializado en este tipo de situaciones y hacerlo de forma online.

 

En Nexu te ofrecemos acceso a profesionales cualificados que pueden brindarte el apoyo y la orientación que necesitas, todo a través de una plataforma online cómoda y confidencial y a tan solo un clic.