Cómo prevenir enfermedades de transmisión sexual (ETS): consejos esenciales

El extracto

Las Enfermedades de transmisión sexual (ETS) son una realidad que todos debemos afrontar. Son infecciones que se transmiten de una persona a otra a través…

Las Enfermedades de transmisión sexual (ETS) son una realidad que todos debemos afrontar. Son infecciones que se transmiten de una persona a otra a través de relaciones sexuales sin protección. Por desgracia, cada año se registran millones de nuevos casos de ETS en todo el mundo, lo que hace que la prevención sea más importante que nunca.

Aquí hay algunos consejos esenciales que puedes seguir para prevenir enfermedades de transmisión sexual:

CONSEJOS ESENCIALES

  • Hazte pruebas regularmente: es importante hacerse pruebas de ETS con regularidad, incluso si no tienes síntomas. Al detectar una temprano, puedes recibir tratamiento y evitar complicaciones graves.
  • Limita tu número de parejas sexuales: cuantas más parejas sexuales tengas, mayor será el riesgo de contraer una ETS. Si decides tener relaciones sexuales con alguien, asegúrate de que también se haya hecho pruebas.
  • Habla con tus parejas sexuales: es importante tener conversaciones abiertas y honestas con tus parejas sexuales sobre la historia de cada uno en cuanto a ETS. Esto puede ayudar a prevenir la transmisión de estas y a construir una relación más saludable y confiable.
  • Evita compartir objetos sexuales: compartir juguetes sexuales sin limpiarlos adecuadamente puede transmitir ETS. Asegúrate de limpiar cualquier objeto sexual que uses antes y después de cada uso.
  • Usa lubricantes a base de agua: el uso de lubricantes a base de aceite o silicona puede debilitar el látex de los preservativos, lo que aumenta el riesgo de roturas. Los lubricantes a base de agua son una opción más segura.

Siguiendo estos consejos, puedes reducir significativamente el riesgo de contraer una ETS. Recuerda que la prevención es la mejor manera de protegerte a ti mismo y a tus parejas sexuales. No dudes en hablar con un profesional de la salud si tienes alguna pregunta o inquietud sobre las ETS.

Ayuda profesional para las ETS

Si sospechas que puedes tener una ETS, es importante que acudas a un profesional de la salud lo antes posible. Los síntomas pueden variar según el tipo de enfermedad de transmisión sexual que tengas, pero algunos de los síntomas más comunes incluyen dolor al orinar, flujo vaginal o uretral, dolor durante las relaciones sexuales y llagas genitales. Si experimentas cualquiera de estos síntomas o si has estado en contacto con alguien que tiene una ETS, es importante que hables con un profesional de la salud. No esperes para buscar tratamiento, ya que algunas ETS pueden causar complicaciones graves si no se tratan adecuadamente. Recuerda, tu salud es importante y siempre debes cuidarte a ti mismo y a tus parejas sexuales.